Archivo de la etiqueta: Imagen Personal

La moda en campaña I

Tratamos de evitarlo pero es imposible. Vivimos en campaña electoral perpetua y lo que queda de año va a ser machacante. Por ello, vamos a iniciar una serie, no continua, de reflexiones sobre la moda de los que aspiran a representarnos durante los próximos años.

Si analizásemos como han ido evolucionando los looks de los políticos en campaña, podríamos hacer una tesis. No haremos tal cosa, simplemente señalaremos singularidades, mostraremos despistes o nos dejaremos sorprender por algo/alguien.

Nos ponemos a ello tras el 27-S para no irrumpir en campaña con nuestros comentarios (de todos es conocida nuestra capacidad mundial de influencia…) En serio, hemos dejado pasar el tema para que no parezca que nos inclinamos por nadie en concreto.

Porque ha sido una campaña curiosa. Los líderes nacionales sin chaqueta, como marcan los cánones de campaña, ellas (las pocas que están en puestos de responsabilidad o de intento de conseguirla) con estudiados estilismos. Existe una gran diferencia en cómo afrontar la campaña en el vestir si se es hombre o mujer. Cada vez nuestros políticos parecen más actores de series de televisión, queremos que sean altos, guapos, atractivos, singulares. Y como tal se comportan, leyendo el discurso que otros les han preparado.

Hemos perdido el gusto por la palabra y se nos van los ojos a la apariencia. ¿Queremos un actor o un líder que gestione? Lo cierto es que queremos todo, un completo. Reza el dicho popular que “la suerte de la fea, la guapa la desea”. En cierta ocasión leímos un artículo sobre lo que implicaba este dicho, y se concluía que “la fea” debe trabajar mucho más otros campos para seducir; la palabra, la simpatía, el trabajo, el orden. No creemos que sea excluyente. Muchas guapas deben trabajar mucho para que no se piense, por hacer caso de los estereotipos,  que son tontas. Pero sí es cierto que necesitamos ver cosas bellas, no solo escuchar bellas palabras.

Esta campaña ha deparado algo que hacía mucho que no ocurría. Un cabeza de lista bajo, con gafas, grandes entradas y talla. El anti líder en un mundo en el que prima la estética sobre el contenido. Los resultados están ahí, no se trata de eso este post. Lo importante es que alguien no ha modificado su esencia, ni disfrazado su cuerpo, ni se ha puesto alzas, ni se ha injertado pelo, ni usado fajas. Ha salido tal como es, con su única fuerza en la palabra, la simpatía y su modo de ser. Sin ayudas visuales. Él estaba preparado, ¿pero nosotros lo estamos?

Se han llenado páginas de periódicos haciendo punto de inflexión sobre esos “defectos”, no sobre los contenidos. Se ha dicho que no podría ganar porque no da el perfil que alguien ha diseñado para ser candidato, para ser líder y que todos han ido siguiendo. Se ha ridiculizado su figura frente a la de su jefe de filas.

Nos encanta la moda, pero no podemos dejar fuera de espacios públicos a personas que por no cumplir los cánones, no puedan expresar sus ideas. Luego votemos lo que queramos, pero no cerremos espacios por algo tan efímero como la belleza.

republica-com
Fuente: www.republica.com

Uniforme en los centros de estudios

Para cada cosa nos vestimos de una manera. Si vamos a la playa, usamos un traje de baño en cualquiera de sus versiones, si es de boda…, bueno de eso ya hablaremos en cuanto se estabilice el tiempo. En definitiva, adecuamos nuestra ropa y complementos a aquello que tengamos que hacer.

Hay centros de estudio en los que prima el uniforme, con más o menos gusto. En algunos ese uniforme es un chaqué (de ahí que el Príncipe Carlos de Inglaterra lo vista como nadie) en otros hay escudos en americanas o en un más modesto polo.

Otros muchos centros, la mayoría, optan por ir vestidos “de calle”, que viene a ser como quiera cada uno. Y la sorpresa es que no es verdad. En este como cada uno quiera, en edades de estudio, supone que se opta por la uniformidad diferenciada. Los mismos pantalones, mismas zapatillas, a rayas las camisetas, pues a rayas. Lo que dicte la artista o famosa de turno y las tiendas low cost, mejor dicho de bajo coste, decidan que vamos a ponernos.

Es curioso ver en las clases como los grupos de alumnos se mimetizan. Un grupo cuida más los detalles, y hay profusión de complementos colocados artísticamente. Otro grupo cuida el conjunto en sí y parece que estás viendo páginas de moda o blogs conocidos haciendo preguntas o respondiendo un examen. Pero el grupo va igual. No es una cuestión de edad, estudios o ingresos, es más una cuestión grupal, de integración y de pertenencia. Eso tan de madre “pero si van todos igual”.

Y qué ocurre cuando los profesores se vuelven alumnos por un día. Pues que dejan de ir vestidos de profesores y se meten en su papel. Es muy divertido ver a los profesores de alumnos y es curioso que se adquieran los mismos hábitos. Si el grupo va con corbata (caso raro), todos van así, si “toca vaqueros” se ven todos los modelos. Ves con sudadera a quién hasta el momento solo vestía camisa y en tirantes a quien pensabas que no tenía brazos.

Esto nos hace llegar a una pregunta, ¿tiene cada actividad un modelo propio?, ¿existe una “uniformidad diferenciada” para cada trabajo que realizamos?, ¿necesitamos uniformes?, ¿nos dan seguridad?

En todo caso, reconozcamos que hay uniformes y “uniformes”

1
www.fomento.edu
2
www.dailyalternative.co.uk
4
www.unsan.edu.ar
3
www.dailyalternative.co.uk

Querernos

Todos sabemos una máxima, con la única persona que vas a vivir siempre, pase lo que pase, es contigo misma. Si esto es así, ¿por qué nos maltratamos?

Sí, nos maltratamos. Nos encanta resaltarnos todo lo malo. Aquello que jamás le diríamos a una amiga, porque sería injusto y no refleja la realidad, nos lo repetimos continuamente a nosotras mismas: “estoy hecha un asco”, “parezco una boa”, “tengo un pelo horrible”, “mis uñas son un caos”, “me sobran 200 kilos”,… en fin, esas cosas tan bonitas con las que nos regalamos los oídos.

Y hablamos de esto ahora porque se acerca el buen tiempo, dicen. Y claro, con el buen tiempo empezamos a quitarnos ropa, a mirarnos más y a gustarnos menos.

Pues no. Hay que quererse, hay que decirse cosas bonitas cada día, hay que motivarse y hay que cuidarse, en el aspecto exterior pero también en el interior. Queremos una buena imagen, pero es imposible tenerla si no nos queremos. Vamos a probar toda la semana a decirnos cada mañana lo bien que nos vemos (imagina que se lo dices a una amiga si no eres muy amiga tuya por las mañanas), el buen día que vamos a tener, como nos sienta de bien la ropa que nos hemos puesto y lo que nos favorece ese color. Salgamos todos los días con una sonrisa, aunque llueva (la humedad es buena para la piel) o haga sol (un poco de tono en la piel da aspecto saludable). Da igual que los que nos rodeen digan lo contrario, somos estupendas y vamos a demostrarlo, pero para eso lo primero es creérselo.

Esto vale igual para los chicos, que aunque lo dicen menos, también tienen sus horas bajas y no suelen quererse como debieran.

Y que nadie diga que está rellenita. Eso sí que no. Entre un esqueleto insoluble o unas curvas bonitas, no hay color.

¿O alguien puede decir que no son estupendas?

querernos_txt1
Fuente: hola.com
querernos_txt3
Fuente: fashion.hola.com

 

Pues ya sabemos, A QUERERNOS.

El modelo mitin (I)

Las modas cambian y la ropa con la que se acude al mitin también. Antaño se sabía a qué partido se pertenecía por cómo se iba vestido. Pantalón avejentado y chaqueta de pana, socialista; pantalón chino y camisa sin corbata y chaqueta, pepero.

Pero todo cambia. Los recién llegados piden su paso y marcan sus modas.

Hoy, hablemos de ellos. De los chicos, no de los recién llegados.

La moda “mitinera” es variada, tratan de acercarse a la imagen que quieren dar para reforzar su mensaje, y que parezca que todo es casual, muy casual.

Así, al que veíamos todos los días con traje y corbata, pasa a usar vaqueros o chinos y camisa con la manga dada vueltas hasta medio antebrazo. Los que visten habitualmente camisa, siguen con ella, de cuadros, oscura, de esas que no se sabe si vas limpio o sucio.

Hay que tener buen aspecto, por cansado que se esté, es crucial. Hay que gustar y seducir al votante, al menos hay que intentarlo…

mitin-que-es
Fuente: www.que.es
mitin-que-es2
Fuente: www.que.es
mitin-elmundoes
Fuente: www.elmundo.es
mitin-eldiarioes
Fuente: www.eldiario.es

Pero fuera de lo que es el uniforme español mitinero, lejos de la famosa chaqueta de pana de Felipe González, la revolución llegó del exterior. Apareció con ganas la camisa blanca, impoluta, símbolo de limpieza. Y aquí todos se subieron al carro…. de la camisa.

mitin-ppes
Fuente: www.pp.es
mitin-antena3com
Fuente: www.antena3.com
mitin-lasextacom
Fuente: www.lasexta.com

Pero qué queréis que os digamos, las copias siempre serán copias. La camisa blanca, impoluta y limpia, hoy por hoy es, por hacer honor a ella y por saber llevarla… ÉL

Fuente: www.taringa.net
Fuente: www.taringa.net